ACEDIM: Avaluación y Certificación de la Competencia Digital Docente en la formación inicial de Maestros: una propuesta de modelo para el sistema universitario catalán. (2017 ARMIF 00031)

Entidad financiadora: 
Generalitat de Catalunya. Programa MIF
Duración: 
De Junio 2018 hasta Diciembre 2019
Resumen: 

Los estudiantes, futuros ciudadanos de la sociedad digital, ya desde la educación primaria necesitan adquirir una serie de competencias, entre ellas la Competencia Digital (CD), que será fundamental para el uso correcto y eficaz de los dispositivos tecnológicos móviles (Jubany, 2015) tan presentes en la vida cotidiana y todavía muy poco integrados en los procesos de aprendizaje. Durante la última década se han realizado diversas investigaciones orientadas a la definición de la CD.

Iniciamos la aproximación a la Competencia Digital Docente (CDD) con el primer documento publicado por un organismo oficial UNESCO (2011) que define unas bases en referencia a esta competencia indicando que no era suficiente que los docentes desarrollaran la competencia de las Tecnologías de la información y la Comunicación (TIC) para enseñarla a sus estudiantes, sino que el docente de la era digital también tendrá que tener la capacidad de dominar las herramientas digitales para asegurar que sus estudiantes desarrollarán las competencias necesarias para integrarse en un contexto digital (desde la vertiente personal, profesional y social) en el que tendrán que aprender a lo largo de su vida de una manera permanente.

Si comparamos los referentes de los diferentes marcos vemos que están más centrados en los procesos de alfabetización que en el desarrollo de la CDD propiamente dicha mientras que los modelos se centran más en los procesos de aplicación de las TIC en el contexto educativo. Las propuestas de los últimos años dan un paso más e incorporan, también, los procesos de desarrollo profesional digital del docente.

Esta CDD orientada a su práctica pedagógica en el aula, se le ha llamado Competencia Digital Metodológica (CDM) (Generalidad de Cataluña, 2013, 2016) y es a partir de esta que se han concretado las 5 dimensiones y 22 descriptores especificando indicadores relacionados y 3 niveles de desarrollo (principiante, medio y experto) a partir de la consecución de estos indicadores (Generalidad de Cataluña, 2016).

Con la necesidad de formar en CDD al profesorado, va asociada la necesidad de evaluarla. Además de identificar cuáles son los componentes de la CDD, se hace necesario conocer cuáles son los diferentes niveles de desarrollo de la misma y disponer de instrumentos, de autopercepción y de evaluación, que nos permitan hacer una gradación de estos con el fin de orientar a los docentes sobre su situación competencial y hacia dónde orientarla para seguir avanzando (Lázaro y Gisbert, 2015).

Existen en la actualidad diferentes instrumentos y pruebas para la evaluación y la acreditación de la CD y de la CDD. Su diversidad tiene que ver con dos aspectos: el enfoque general y los procedimientos de medición y evaluación. De los instrumentos analizados en los trabajos de (Calvani et al., 2009; Esteve & Gisbert; 2013; Larraz, 2012; Esteve-Mon, 2015, Lázaro, 2015) encontramos de diferentes tipos.

Teniendo como marco de referencia los resultados de los proyectos (2,014 ARMIF 00039 y 2015 ARMIF 00037) y de los estudios previos centrados en la evaluación de CD y CDD, el objetivo general que nos plantean en este proyecto es el desarrollo y validación a nivel de Sistema Universitario Catalán, de un instrumento y una estrategia de evaluación de la CDD que nos permita, primero, determinar si el futuro docente es CD y, segundo, poder determinar cuál es su nivel de desarrollo de la CDD en función de los 3 niveles definidos (Generalidad de Cataluña, 2016) contando que la formación de los grados en Educación debería asegurar, al menos, el nivel inicial de desarrollo de la competencia.

Los objetivos específicos son:

1. Revisar y adaptar desde la perspectiva interuniversitària la herramienta de evaluación de la CDD desarrollada en el proyecto ARMIF2015 para diseñar la versión de sistema de ésta.

2. Hacer una prueba piloto de la aplicación de la herramienta en todas las universidades participantes en el proyecto utilizando una muestra representativa de estudiantes.

3. Adaptar y contextualizar la estrategia de recogida de evidencias para la evaluación de la CDD

4. Hacer una prueba piloto del proceso de recogida de evidencias para la evaluación a cada Universidad para poder configurar una estrategia tipo.

5. Revisar, desde la perspectiva interuniversitaria, el modelo y la estrategia de certificación de la CDD para ajustarla a las necesidades y características generales del sistema.

6. Realizar una prueba piloto del proceso certificación de la CDD en el último curso de los grados de educación en todas las universidades participantes en el proyecto.

7. Definir las recomendaciones, a modede guía, para incorporar, a la hora del acceso a la carrera profesional, la exigencia de tener certificado el nivel inicial de la CDD.

Dotación Global: 25.000,00  €

Miembros asociados al proyecto: 

Xavier Carrera Farran. (UDL), Jordi Chumillas Coromina. (UVic-UCC), Meritxell Estebanell (UdG), Francesc Esteve. (UJI), Vanessa Esteve González. (URV), Anna Forés Miravilles. (UB), Joaquín Gairín Sallán (UAB), Mercè Gisbert Cervera. (URV, coordinadora), Virgínia Larraz Rada. UdeAndorra), José Luís Lázaro Cantabrana. (URV), Marta Marimon Martí (UVic-UCC), Cristina Mercader Juan (UAB), Elena Ojando Pons. (URL), Teresa Romeu. (UOC), Anna Sánchez Caballé. (URV), Teresa Sancho (UOC) i Mònica Sanromà Jiménez. (URV)

Campus d'excel·lència internacional U A B